A menudo surgen las siguientes preguntas.
¿Por qué mi producto o empresa debe tener una marca?
Las marcas existen para diferenciarnos de nuestros competidores o colegas que realizan actividades en el mismo rubro.
Cuando varios productos/servicios cubren una misma necesidad básica, el consumidor es libre de elegir uno u otro en función del precio, de la calidad percibida, de la disponibilidad, de la experiencia previa, de alguna promoción, de otras recomendaciones, etc. Una mezcla de reflexiones racionales y emocionales en las que la marca influye en la toma de decisiones.

¿Por qué mi empresa debe convocar a un diseñador gráfico para crear una marca?
La marca es el principal signo que identifica a su producto o servicio. Su función es identificar y transmitir al público sobre los valores de la empresa.
El diseñador gráfico es formado poniendo foco en el aspecto estético y además es capaz de entender cuáles son los valores de un producto/empresa, y cuáles son los valores que el público necesita percibir para decidir su compra.

¿Qué es el Branding?
La palabra branding es un anglicismo empleado en marketing que hace referencia al proceso de hacer y construir una marca mediante la administración estratégica de los activos vinculados al nombre y/o símbolo (logotipo) que identifican a la marca influyendo en el valor de la misma, tanto para el cliente como para la empresa propietaria de la marca.

Es la suma total de los valores de una empresa, considerando los activos y pasivos; tangibles e intangibles, de aspectos tales como sus productos, servicios, gente, publicidad, colocación, y cultura.

¿Por qué una marca debe ser poderosa y bien valorada?
Diferenciarse es hoy cada vez más difícil, ya que la calidad y los costos de los productos son similares. Por ello, la clave de los negocios está en el «branding», es decir, en el poder de la marca como elemento diferenciador.

Nuestros Valores al crear una marca

Una vez definido el grupo objetivo al que se quiere llegar, la necesidad a satisfacer y el nombre comunicativo, nos basamos en las siguientes premisas:

  • Transparencia en la comunicación: el diseño debe trasmitir claridad de lo que la marca representa.
  • Sencillez: muchos elementos gráficos pueden saturar la identidad visual.
  • Personalidad: el diseño debe ser único, relevante y de buen impacto visual.
  • Consistencia: los elementos visuales deben poseer flexibilidad de aplicación en diferentes elementos o superficies, de tal manera que nunca pierdan su esencia primaria.